jueves, 15 de febrero de 2007

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA CAÑA GUADUA

INTRODUCCIÓN

La guadúa ha sido una compañera de la humanidad desde épocas muy tempranas pero solo en el siglo XXI se cree que dejará de ser un material de uso local y de bajo costo para pasar a ser un producto industrializado de reconocimiento global. Sus múltiples usos se han extendido hasta nuestra época y es un excelente recurso renovable que puede contribuir sustancialmente a beneficiar económicamente a los sectores rurales de los países de América Latina.
Anteriormente sus únicos beneficiarios eran las comunidades de campesinos e indígenas, que usaban el bambú en sus artesanías y/o para construir sus hogares. Países como Colombia, Ecuador, Brasil y más recientemente en Costa Rica, han comenzado a darle uso a la guadúa en sectores industriales, sobre todo en el campo de la construcción. También se la ha empleado en la fabricación de muebles y en la elaboración de papel.
¿QUÉ ES LA GUADÚA?

La guadúa, más conocida como "caña guadúa", "caña brava", "caña macho" o simplemente como "caña", reconocible por la banda blanca alrededor del nudo y sus espinas en las ramas, pertenece a la numerosa familia de los "bambúes" existentes en la naturaleza.



ORIGEN
La guadúa es originaria de América, donde existen aproximadamente 26 clases de "guadúa", pero solo en Ecuador, Colombia y parte de Venezuela existe la especie conocida por los científicos como "GUADUA ANGUS­TIFOLIA KUNTW” Científicos de otros países han catalogado a nuestra guadúa como uno de los mejores BAMBIJES DEL MUNDO por sus características físicas, mecánicas y botánicas. En el Ecuador crece en todas las provincias de la Costa y en algunas provincias de la Sierra como Pichincha, Bolívar, Chimborazo y Cañar entre otras.

IMPORTANCIA DE LA GUADUA La GUADUA
(Guadúa angustifolia), es uno de los recursos naturales más importantes que tiene el Ecuador. Su uso se remonta a épocas precolombinas; ha sido y es utilizado en cons­trucciones campesinas, en artefactos para la pesca, la caza, en corrales, en agricultura, para la recreación y mil usos más. Los asentamientos humanos informales llamados "invasiones", que se levantan junto a grandes y pequeñas ciudades de la costa, también la uti­lizan y quizá por ello es considerada impropiamente como "material para casa de los pobres". Sin embargo, también se utiliza en casas de lujo, turísticas y es auxiliar en la construcción moderna, donde se la usa en andamios o como soporte de encofrados.

UTILIDAD DE LA GUADUA.
Para conocer la utilidad de la guadúa examinaremos diferentes aspectos:
Conservacionista: los guaduales tienen efectos protectores sobre los suelos y las aguas de las microcuencas. Con su sistema de entretejido de raíces, contribuye a la conservación y recuperación de los suelos, pues amarra y sostiene el suelo en las laderas y orillas de los ríos de tal forma que evita la erosión y los desbanques. En un guadual crecen otras plantas y allí se encuentra la riqueza de nuestra biodiversidad: insectos, aves, ani­males, etc.
Ecológico: Es una especie importante como protectora de las cuencas y riberas de los ríos y quebradas. Su acción es reguladora de la cantidad y calidad de agua, que devuelve a su caudal en épocas normales y secas. Es un gran productor de oxígeno y un gran retenedor de dióxido de car­bono.
Económico: Por tratarse de una planta perenne y con capacidad de regenerarse naturalmente, presenta altos rendimientos en volúmenes por hectárea y en tiempos relativamente cortos de aprovechamiento. La guadúa es una especie nativa, patrimonio del país, con grandes posibili­dades económicas.

Cultural: La guadúa es parte inherente de la historia del Ecuador. Conocida y usada desde la época precolombina hasta nuestros días, está identificada con todos los grupos humanos, por sus valores sociales, cul­turales, económicos y ecológicos ‑ ambientales.


Paisajista: Tiene un efecto purificador y embellecedor del entorno. Las laderas y orillas de los ríos cubiertas de guaduales son paisajes dignos de contemplación y admiración. Artesanal: Por su forma, flexibilidad, dureza y resistencia la guadúa es un adecuado material para la elaboración de muebles, artesanías y multitud de enseres.



Arquitectónico: por su resistencia y versatilidad, la guadúa es un insusti­tuible material de construcción de viviendas de toda clase y nivel social. Sus cualidades físico ‑ mecánicas la hacen material idóneo para estructuras sis­morresistentes y como auxiliar en las construcciones de cemento.



Agroindustrial: Alrededor de la guadúa se están iniciando una serie de nuevas industrias, como es la fabricación de laminados, aglomerados, papel, palillos, muebles, instrumentos musicales, artesanías y hasta alcohol y alimento.




CICLO DE VIDA DE LA GUADÚA O ESTADOS DE MADUREZ.

El ciclo de vida de un tallo se estima en 5 años, durante los cuales pasa por diversos estados.

1. BROTE, RENUEVO O BORRACHO

Desde que emerge del suelo ("cogollo" "espolón") hasta que alcanza su altura máxima transcurre aproximadamente 6 meses. Al cabo de este tiempo, empieza a arrojar sus hojas caulinares para dar salida a las ramas y así iniciar otro estado de desarrollo.

2. CAÑA TIERNA VERDE O BICHE

En este estado las guadúas se caracterizan por su color verde intenso y lustroso, inicialmente posee ramas, conserva algunas hojas caulinares en su parte inferior y se aprecian con claridad las bandas blancas en los nudos. Esta fase dura entre un año y dos años. Cuando el tallo empieza a presentar manchas blanquecinas en la corteza, es señal de que se inicia el estado de maduración.


3. CAÑA MADURA, HECHA O GECHA

Una guadúa madura presenta manchas blanquecinas en forma de plaque­tas, las mismas que cubren gran parte del culmo. En los nudos se presenta líquenes obscuros y la guadúa progresivamente cambia a un color verde oscuro. Esta fase dura entre 2 y 4 años y es la época adecuada para su aprovechamiento, porque tiene su máxima resistencia.


4. SOBREMADURA, VIEJA O SECA

En esta fase el tallo está cubierto de líquenes y hongos, tornándose de color blanquecino. Esta fase dura un año o más y la guadúa pierde sus propiedades físico y mecánicas.

PROPAGACIÓN

La guadúa, por su abundancia y producción silvestre, se había con­siderado siempre como una especie vegetal que no era necesaria de reproducir y peor cultivar en gran escala. Solo nuestros campesinos se preocuparon de reproducirla utilizando el tradicional sistema de sacar un "caimán", “lagarto" o "caballito" para lle­varlo al nuevo lugar de sembrado. Si bien este método es eficaz, ello significa que tenemos que destruir una planta madura para dar inicio a otra nueva, siendo además difícil la extracción del caballito por muy pesado para trasladarlo al sitio de sem­brado.

SISTEMAS DE PROPAGACION

A diferencia de otros bambúes la propagación masiva de la guadúa es compleja y delicada. Hay varios métodos de propagación de la guadúa. La propagación sexual o también llamada por semilla, no es utilizada por la esporádica y rara flo­ración de la guadúa. La reproducción asexual o lo que es lo mismo, utilizando diferentes partes de la planta, son los sistemas más conocidos. Utilizando ramas o pedazos de culmo con agujeros y enterrados hori­zontalmente, son métodos que dan resultado, pero inciertos e insatisfac­torios. Hay un método que ha sido desarrollado con éxito en Colombia y que su aplicación en nuestro país ha dado buenos resultados. Este método uti­liza "LOS CHUSQUINES".

¿QUÉ SON LOS CHUSQUINES?
Los "CHUSQUINES", también llamados "matambas", son brotes que aparecen al pie de los rizomas. En forma de pequeñas plántulas, los chusquines son brotes que emergen de los rizomas en forma de retoños. Los chusquines son resultado de las yemas que se encuentran en el rizoma o "caballito" enterrado. Tienen raíces y raicillas así como tallos delgados de hasta 30 cm de altura y presentan pocas hojas.


SELECCION Y EXTRACCION DE LOS CHUSQUINES


LA SELECCION

Es importante seleccionar los guaduales de donde se va a extraer los chusquines. Un guadual con buenas "cañas" en altura y diámetro, nos proporcionará chusquines que en un futuro nos dará excelentes guadúas. En cambio un guadual con "cañas" delgadas y de poca altura, sus chusquines nos darán guadúas raquíticas y pequeñas.

LA EXTRACCION

Hecha la selección del guadual de donde vamos a extraer los chusquines, procedemos a señalar los chusquines que a simple vista sean más vigoro­sos y fuertes. Los chusquines escogidos y con la ayuda de una pala de cabeza delgada llamada palín deben ser separados cuidadosamente del guadual, evitando rupturas de las raíces y raicillas, para luego e inmediatamente ser trans­portadas a los bancos de propagación.

¿DONDE SEMBRAR GUADUA?
Los lugares adecuados para sembrar guadua son: La ribera de los ríos, para generar una futura protección de las cuen­cas de los ríos. En las quebradas para protegerlas de la erosión y para aprovechar dichos terrenos, no aptos para otros cultivos. En cualquier clase de terreno, entre el nivel del mar hasta los 1.500 metros de altura y que cumplan con las condiciones que se detallan más adelante.
REQUERIMIENTOS DE CLIMA Y SUELO

Temperatura: Uno de los factores climáticos limitantes es la temperatur puesto que el rango óptimo oscila entre los 20° y 26° C y cuando la caña se cultiva en lugares donde los rangos se alejan del óptimo los diámetros y las alturas de los tallos se reducen. A menor temperatura se afecta negativamente el desarrollo vegetativo de las plantas.

Altitud: Normalmente prospera a altitudes que no exceden los 2000 msnm, siendo la óptima entre los 800 y 1600.
Precipitación: Los requerimientos de lluvia son superiores a 1200 mm anuales y los óptimos fluctúan entre los 2000 y los 2500 mm/año.

Humedad relativa: Este es un factor muy importante en el desarrollo de la especie. Los bosques de guaduales son favorecidos por una humedad que esté comprendida entre el 75 y el 85%.
Brillo solar: La luminosidad para un óptimo desarrollo de la caña guadúa debe estar en el rango de 1800 a 2000 horas/luz/año, lo que equivale aproximadamente a 5 a 6 horas de luz por día.

Con respecto a los suelos, las características físicas que más favorecen el desarrollo de esta gramínea son las de suelos francos, franco-limosos y franco arenosos con texturas gruesas y medias, con buen drenaje y capacidad para conservar la humedad sin llegar a anegarse. Los suelos arcillosos o pesados no son los mejores para el desarrollo de la planta. En cuanto a las propiedades químicas de los suelos es necesario que éstos sean de preferencia ricos en materia orgánica y que tengan un pH ligeramente ácido entre 5.5 y 6.0.

VENTAJAS COMPARATIVAS VS. OTRAS MADERAS
Es un recurso renovable y sostenible. Esto significa que a diferencia de un árbol maderable, esta especie se auto reproduce o multiplica vegetativamente. Tiene una velocidad de crecimiento muy alta, reportando incremento de 10 cm en altura por día, y alcanzando su altura máxima (30 metros) en 6 meses. Este crecimiento difícilmente es superado por otras especies madereras. La guadúa tiene fibras naturales muy fuertes que permiten desarrollar productos como aglomerados, laminados, pisos, paneles, esteras, pulpas y papel. Muchos de estos artículos de alta calidad se podrían ofrecer en el mercado nacional o internacional, compitiendo sustituyendo a productos de plásticos, concreto e inclusive hierro. La Guadua es gran fijador de carbono. Sobresalen dentro del género por sus propiedades estructurales tales como la relación resistencia/peso que excede a la mayoría de las maderas y puede incluso compararse con el acero. Su capacidad para absorber energía, permite que sea más flexible y resistente que muchas de las maderas comunes, haciéndolo un material ideal para construcciones sismo-resistentes.


SITUACIÓN DEL BAMBÚ EN LA ACTUALIDAD

Nuestro país no cuenta con una gran cantidad de reserva de bambú maduro, según los expertos del tema (ECUABAMBÚ). Esto se debe a que ha sido utilizado para cubrir la demanda interna y para la exportación, principalmente a Perú y el resto de cultivos no están todavía en esta etapa. De igual forma, el bambú en estado silvestre se va reduciendo anualmente porque la demanda nacional es mayor que lo que produce anualmente el bambú silvestre.

Sin embargo, se proyecta que la producción se irá incrementando en el 2003, ya que se vive un “boom” que ha llevado a muchos agricultores a dirigirse hacia el cultivo de la caña guadúa, y no hay una producción importante debido a que las siembras son jóvenes. Las principales zonas donde se haya bambú en el país son Esmeraldas, donde se estima hay unas 300 Ha.; en el Oriente también se calcula que existe una cantidad similar.

Pero las provincias más importantes son Guayas, Manabí y Los Ríos, que totalizan cerca de 2000 Ha. Actualmente, los principales productores de bambú son: el Grupo Wong, el Sr. Sucre Pérez, Grupo NOBIS, Acero Vegetal, entre otras. El manejo del bambú cuando ya es cortado es crítico para la calidad del producto, y ya hay proyectos para la instalación de algunas plantas de tratamiento y secado para agregarle valor al producto y que pueda llegar a los mercados internacionales más exigentes, como el americano y el europeo.